Please reload

Artículos Recientes

¿Es su transformación Lean exitosa?

January 25, 2018

1/5
Please reload

Liderando una transformación de mejora continua

Leader Standard Work - la consistencia conduce al mantenimiento

 

Parte 3 de una serie de 3.

 

 

La inconsistencia en nuestra organización puede ser el método más rápido para aplastar una iniciativa de mejora. Un mensaje claro respaldado con acciones consistentes define las expectativas y los estándares que impulsan los programas de mejora continua (MC). Los empleados necesitan saber qué esperar y qué se les pide. Los mensajes mixtos y las áreas grises inspiran la variabilidad dentro de las organizaciones que puede socavar los resultados que deseamos. Los estándares definidos respaldados por la responsabilidad estabilizan ese ritmo diario de mejora continua.

Encontrar esta coherencia y el ritmo de su iniciativa de MC alivia el miedo organizativo de lo desconocido. Siempre habrá un nivel de caos o disrupción en cada organización. Una cultura de MC identifica el proceso para abordar estas disrupciones y anomalías. Ese proceso y las nuevas rutinas pueden convertirse en un factor confiable y constante en un mundo de caos en el que cualquier nivel de liderazgo o empleado puede apoyarse en un momento de crisis.

La participación de los empleados en un nuevo proceso es esencial, pero tal vez incluso pueda provocar un aumento en el temor al fracaso, ya que la ejecución de estas rutinas y comportamientos están potencialmente fuera de nuestra zona de comodidad. Incluso puede estar implícito o mal entendido que el fracaso es igual al castigo. ¡Quizás la clave más importante para una cultura de MC exitosa y sostenible es el compromiso de nuestra fuerza laboral! Una estadística publicada por la firma de investigación de mercados, Aberdeen sugiere que las compañías con empleados comprometidos ven un 233% más de lealtad de los clientes y un aumento anual de los ingresos de un 26% más. El castigo y el temor implícitos son contrarios a los éxitos de MC.

 El uso de herramientas como el entrenamiento, la gestión visual, la recompensa y el reconocimiento brindan a la organización la oportunidad de aliviar el miedo, fomentar la apropiación, cambiar los hábitos culturales y fomentar el compromiso. Estas herramientas forman parte del ritmo y la consistencia diarios de la MC necesarios para cerrar las brechas y mantener una cultura de la Mejora Continua.

 

 

 

Para asegurar el mantenimiento de una nueva cultura organizacional, se hace necesario incorporar la responsabilidad en el proceso. Es natural que los líderes recurran a lo que saben o lo que han hecho en el pasado, especialmente en un momento de crisis para la organización. Ciertamente, los nuevos comportamientos y rutinas toman tiempo para convertirse en el nuevo estándar o hábitos de la organización.
Al proporcionar a nuestro liderazgo un conjunto claro de expectativas y obligaciones, eliminamos esas áreas grises del estilo de gestión individual, definimos objetivos comunes, estandarizamos las mejores prácticas que impulsan el rendimiento y refuerzan el compromiso y el apoyo a la fuerza laboral de primera línea. Esencialmente, establecer el escenario y cerrar las brechas para una transformación de Mejora Continua...

 

Siéntase en libertad de enviarme sus comentarios u opiniones a davidmcneil@cdi.biz o info@cdi-la.biz

 

Para mayor información sobre este tema, visite:

www.cdi-la.biz